Una nueva visión

Para fortalecer la cultura debemos transformar las instituciones. Le vamos a cambiar la cara a la Secretaría de Cultura: un gobierno es fuerte en la medida en que fortalece a la comunidad.

Una política de la escucha y el diálogo

La política de la inclusión se materializará en consejos regionales multidisciplinarios y vinculantes.

Simplificación administrativa

Urge hacer más eficientes los procesos y agilizar los trámites. Se corregirá la duplicación en cargos y funciones.

Reducción de costos

Revisaremos cada partida presupuestal y cada programa de gobierno.

Reorientación de gasto

Se revisarán los mecanismos actuales de asignación y ejercicio presupuestal, así como las becas y fondos. La transparencia y la rendición de cuentas serán primordiales.

Transversalidad

Se coordinarán los tres órdenes de gobierno para que la cultura llegue a todos lados. Se requiere, también, la participación directa y activa de la ciudadanía. Se alentará al diálogo y se reconocerá la riqueza de la diversidad.